Niña que estudiaba bajo cartones mientras su humilde papá lavaba autos, consigue una beca

Un humilde papá sufría demasiado al no poder darle a su hija ni siquiera lo mínimo para cubrir sus necesidades.

Sin embargo, ni la pobreza más absoluta fue obstáculo para que esta pequeña niña de 5 años, a pesar de tantas adversidades, quiera seguir adelante.

Sigue leyendo el contenido de la historia de esta niña prodigio y ver mas abajo unos video de la niña

Su papá se vio obligado a adaptarle en la calle un techo improvisado con cajas de cartón
papá

Es la precaria y triste situación en la que viven José Gonzalo, y su pequeña María Rosa, de 5 años.

No se sabe el paradero de la madre, pero él ha tenido que hacerse cargo de la menor. Y en vista de tanta indigencia, decidió emigrar de la selva a la ciudad, en busca de una vida mejor.

El papá, que sabe los oficios de pintura, jardinería y construcción, no ha tenido más remedio que ganarse el pan lavando autos en las inmediaciones del óvalo Papal, en Trujillo, Perú.

A muchos se les encogió el corazón al verla esforzándose tanto

Durante el día, el padre puede llegar a ganar un máximo de 7 dólares, lo que es realmente insuficiente para que ellos puedan vivir dignamente.

Pero, el infinito amor por su hija todo lo puede

María Rosa, que es una niña muy inteligente, y ha aprendido de su padre a ser luchadora, perseverante, y no dejarse vencer por las dificultades, sueña con ser abogada.

Sin embargo, la pequeña no está escolarizada y como su padre no la puede dejar sola, tuvo que montarle una mesa para que ella estudiara mientras él trabajaba.

Soñaba con algún día poder ir a la escuela y estudiar mucho para ser alguien de bien

La mesa la sacó de la basura y el techo no son más que cajas de cartón, para así protegerla del sol intenso y la lluvia.

Desde que alguien la grabó y difundió las escenas en las redes sociales, su historia tocó el corazón de millones.

La mesa y el techo improvisados de cartón pronto se convirtieron en el refugio de grandes sueños de María Rosa.

Aunque ella ni siquiera está en la escuela primaria todavía, aprovecha el tiempo, juega con plastilina, lee, dibuja y pinta muy bien.

No solo la situación precaria del padre ha tocado cientos de corazones, sino también el increíble esfuerzo de la pequeña y sus ganas de luchar.

“Yo quisiera que ella sea algo en la vida.

Ese es mi sueño, que mi hija tenga las oportunidades. Quisiera que me puedan brindar ayuda. Una vacante para que mi hija pueda ir al colegio”, señaló el padre

«Lo mejor que puedo darle es el estudio, yo me sentiría muy orgulloso si un día va a la universidad, acabando una carrera», agregó.

Después que la historia de María Rosa se hiciera tan viral, afortunadamente la Sociedad de Beneficencia de Trujillo (SBT) informó que le darían una beca y un cupo para que estudiara en el colegio Hermanos Blanco.

“Nuestro compromiso es apoyar a los más vulnerables, por ello se otorgó una Beca Integral para el Colegio Hermanos Blanco”, dijeron.

Y eso no es todo, José Gonzalo también contará con un trabajo estable para sus necesidades económicas, por lo que será el vigilante del plantel educativo.

«Tanto el papá como la niña están solos en Trujillo, por ello la ayuda también es para el buen hombre con un trabajo”, agregaron desde la SBT.

María Rosa no podía ocultar su felicidad al recibir los útiles escolares y el uniforme completo para asistir a la escuela por primera vez

“Estoy muy agradecido por la ayuda que se me brinda, sobre todo porque mi hijita tenía la ilusión de estudiar y convertirse en abogada.

Ahora, con este trabajo, estaré más tranquilo para apoyar a mi niña y salir adelante”, expresó el padre.

Si deseas ayudar a este padre ejemplar con cualquier apoyo económico y ropa para la menor, puedes llamar en Perú al número: 959 994 068.

La lección de este padre y su pequeña debe difundirse por el mundo. Nos alegra que a María Rosa se le haya brindado la oportunidad de estudiar y el día de mañana ser la abogada que tanto desea.

Aquí otro video