Aparece la madre biológica de Zahara, la hija adoptiva de Angelina Jolie y Brad Pitt

Han pasado 17 años de que Zahara, la segunda hija de Angelina Jolie y Brad Pitt, fuera adoptada en Etiopía, a los 6 meses de nacida.

Sin embargo, recordamos su historia como si fuera ayer, y más ahora que, al parecer, su verdadera madre biológica ha aparecido.

Sigue leyendo el contenido de esta emotiva y linda historia sobre la Angelica Jolie y Brad Pitt

Angelina Jolie podría estar atravesando el momento más duro de su vida con la repentina aparición de la madre biológica de Zahara
Zahara

Cuando Angelina Jolie se encontraba haciendo servicios como Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, cuando seguía casada con Brad Pitt, en el año 2005, la abuela biológica de Zahara se la dio en adopción.

Zahara antes de ser adoptada respondía al nombre de Yemsrach, que significa “Buenas noticias”

Debido a que la indefensa bebé de apenas unos meses de nacida, sufría un cuadro severo de desnutrición, su abuela decidió entregársela a Angelina como una medida desesperada.

Pero, la anciana le habría dicho a la actriz que la madre de la niña había fallecido. Algo que ahora, después de tanto tiempo resultó ser totalmente falso.

Angelina siempre creyó que la madre de Zahara estaba muerta, pero recientemente una mujer identificada como Mentewab Dawit Lebis, compareció antes los medios asegurando ser la madre biológica de la joven.

En una cruda entrevista, Mentewab ofreció detalles de por qué su hija tuvo que ser dada en adopción.

Contó que Zahara nació como producto de una viol4ción, pero en su comunidad eso era tan mal visto que su familia terminó por correrla de su casa. Así que guardó silencio sobre ese duro pasado todo este tiempo.

Totalmente sola, con su bebé recién nacida, y sin poder trabajar, la salud de ambas cayó en picada.

Fue entonces cuando volvió a su casa para pedir ayuda a su familia y su madre le sugirió dar a su hija en adopción.

“Mi bebé estaba al borde de la muerte. Quedó desnutrida y ni siquiera era capaz de llorar. Yo estaba desesperada y decidí alejarme, en vez de ver a mi niña morir”, dijo la madre biológica de Zahara.

La mujer dijo estar convencida de que esa fue la decisión correcta y que no se arrepiente en lo absoluto, a pesar de que ahora solo pueda saber de su hija a través de los medios.

Lamentablemente, Angelina no supo toda la verdad hasta hace poco.

Por lo que Zahara creció creyendo que su madre biológica había fallecido, algo que no fue sencillo de manejar, al punto que la joven quiso marcharse del lado de la actriz por ya no sentirse cómoda.

Sumado a eso, siempre ha habido dudas sobre la validez de la adopción de Zahara por haberse fundamentado en una mentira.

Por lo que Angelina, al enterarse de cómo fueron las cosas, enseguida tuvo temor de que su hija, al cumplir los 18 años, efectivamente decidiera emprender camino de regreso a Etiopía, dejándola con un vacío en el corazón.

Pero, recientemente, se dio a conocer que Zahara ya decidió tomar otro camino hacia la vida universitaria en Estados Unidos.

Y aunque la despedida no ha sido menos dura, al menos a Angelina le queda el consuelo de que su hija ha sabido valorar todo lo que ha hecho por ella, y que no regresará junto a su madre biológica, al menos por ahora.

Lo que no quiere decir que en un futuro cercano, probablemente Zahara quiera regresar a recuperar el tiempo perdido junto a su verdadera madre.

Angelina no pudo evitar derramar varias lágrimas al despedir a Zahara en su ida a la universidad, sabiendo que podría ser un adiós para siempre

Angelina Jolie no solo es conocida como una de las actrices más aclamadas de Hollywood, sino sobre todo por su perfil tan humano y filántropo.

Durante su relación con Brad Pitt, el actor le dio su apellido a los dos hijos que ya había adoptado Angelina, y además concibieron tres hijos biológicos.

Maddox, Pax, Zahara, Siloh, Knox y Vivienne son los hijos de Angelina y Brad, que tienen la fortuna de tener a la madre más ejemplar.

No queremos imaginarnos lo que puede sentir esta gran mujer solo de pensar que podría perder a Zahara para siempre. ¡Fuerza, Angelina!