Guardería canina retrata a sus perros de una manera casi imposible

El centro de entrenamiento y guardería de animales Woofpack ubicado en Miami, Florida (Estados Unidos), es dirigido por los muy talentosos entrenadores Sandra y José.

La guardería se ha hecho bastante famosa gracias a una increíble y muy envidiable tradición. Lograr tomar las fotografías más perfectas de grandes grupos de perros.

Y aunque no es su labor principal, la guardería para perros lo suele tomar como una actividad que realizan por diversión.

Y por supuesto que la gran mayoría de los padres de estos caninos adorables saben lo complicado y desgastante que puede ser que su compañero peludo se quede quieto para tomar una buena fotografía.

Woofpack le dijo a Bored Panda:

“Ofrecemos un ambiente hogareño como una guardería educativa para perros. Para las fotos, practicamos mucho los comandos de «Siéntate» y «Quieto». Incluso con clientes que no están entrenando con nosotros.

Las fotos no son algo que se ofrece con el servicio, es solo la forma en que nos divertimos con ellos».

Los entrenadores de la guardería aseguran que la mayor clave en todo esto es la disciplina en el entrenamiento.

El adiestramiento canino es una aplicación del análisis de comportamiento, es esencial para que sean felices tanto el adiestrador como el perro.

Existen casos conocidos de adiestramiento canino que se remontan a la época romana, pero el adiestramiento canino moderno parte desde la década de 1950.

Existen diferentes clases de condicionamiento mediante los cuales se puede entrenar a un perro.

El condicionamiento clásico, por ejemplo, que es donde un perro aprende a asociar dos estímulos.

El entrenamiento no asociativo que se encarga de modificar el comportamiento a través de la habituación y la sensibilización.

También existe el condicionamiento operante o entrenamiento conductual en el que un perro asocia una reacción entre una acción y su consecuencia.

Por supuesto, las personas son conscientes de que hay muchas formas de entrenar a sus perros, cada técnica o método tiene sus críticos y defensores.

Hay un sinnúmero de métodos como el Koehler. Entrenamiento con clicker, entrenamiento motivacional, entrenamiento electrónico, entrenamiento modelo-rival, entre otros más.

La clave para elegir el tipo de entrenamiento adecuado para nuestra mascota es conocer sus atributos y su personalidad. El momento preciso de reforzar o el castigo además de una comunicación constante y clara.

Sin importar el método que implemente el centro de entrenamiento y guardería de animales Woofpack.

Lo cierto es que sus fotografías son realmente adorables y envidiables por muchos.

Mantener a nuestros perros el tiempo suficiente en una perfecta posición para capturar un momento es toda una odisea.